El Aceite de Oliva… ¡está en peligro!

¿Qué es el ébola de los olivos? ¿Es posible que esta bacteria pueda acabar con las aceitunas y el aceite de oliva? Uno de nuestros bienes más preciados, el oro líquido, sufre una importante amenaza en la península Ibérica.

Es posible que ya os suene esto del ébola de los olivos. Y si no, en un momento os lo cuento, pero antes de empezar, vamos a dejar un par de cosas claras. El ébola es una enfermedad contagiosa producida por un virus mientras que la pesadilla de los olivos no es producida por un virus, sino por una bacteria: Xylella fastidiosa. Es posible que existan patrones de similitud con las enfermedades devastadoras que producen el virus del ébola y la bacteria asesina de los olivos, pero tanto su naturaleza como su objetivo son distintos.




¿Qué les pasa a los olivos?

Una gran parte de los árboles, entre los que destacan los olivos, están siendo afectados enormemente por una bacteria, Xylella fastidiosa, que ha resultado ser muy virulenta y rápida en su propagación. El sistema por el cual daña a la planta es el siguiente:

  1. La bacteria se encuentra en la saliva de algunos insectos, entre los que destaca el conocido popularmente como chicharrilla espumadora o escupitajo de los pastos. El insecto pica los árboles y siembra la bacteria en su interior.
  2. En ese momento, la bacteria pasa a colonizar el tejido conductor de la planta, xilema, por donde circula la savia que le sirve de alimento. Como consecuencia, la bacteria obstruye este conducto e impide el paso de nutrientes.
  3. Como resultado final, el árbol se seca por la ausencia de savia y muere.
El principal insecto que transporta a Xylella fastidiosa




¿De dónde viene la enfermedad?

Las primeras noticias que se tienen en Europa de esta fatal bacteria vienen de otro de los parajes más conocidos por el aceite de oliva: el sur de Italia. La chicharrilla ha causado enormes estragos en los cultivos, especialmente en la punta de la bota italiana, cargándose cientos de miles de hectáreas de olivos y otros árboles de gran interés. A pesar de que se creía que nunca iba a llegar a la península, también ha hecho mella en nuestro país y en Portugal. Si bien la vía exacta de transmisión se desconoce, se postula la vía aérea como principal candidata. En España, la enfermedad ha comenzado en Mallorca (donde hay más de 150 focos confirmados) y ha hecho su entrada a la península a través de Alicante.

¿Existe una solución para salvar el aceite de oliva?

Actualmente, las acciones que se llevan a cabo al detectar la presencia de la chicharrilla consisten en: avisar a las autoridades competentes para perimetrar la zona, aplicar un tratamiento contra los insectos y eliminar los árboles. Esta solución inmediata permite prevenir el contagio de la bacteria a zonas colindantes, pero esta provocando numerosas quejas entre la población afectada ya que, según las normas, habría que talar y quemar 1000 hectáreas por el momento.

Plantación de olivos afectada por la bacteria Xylella fastidiosa

A pesar de estas medidas, los expertos creen que la erradicación de esta bacteria es enormemente complicada. Esto se debe a que el insecto que la transporta pica árboles indiscriminadamente (cerezos, viñedos, almendros u olivos entre otros). Por tanto, todas las medidas que se proponen se dirigen a la erradicación del vector de transmisión, la chicharrilla. La principal solución que se propone es tan sencilla como desviar al insecto hacia otras plantas de menor interés, como son las malas hierbas. Esta solución podría llevarse a cabo en algunos lugares de alta vegetación pero es altamente improbable en zonas de sequía y escasa vegetación como son el sur de Italia, España y Portugal donde uno de los pocos árboles que habita es el olivo.

Por lo pronto, se buscan otras alternativas como crear organismos transgénicos resistentes, poner sonidos en el cultivo para ahuyentar a las chicharrillas o bien aislar los cultivos afectados con mallas para evitar el contagio. En cualquier caso, estas medidas no parecen del todo definitivas y mientras tanto, la chicharilla sigue haciendo de las suyas por el sur de Europa, afectando a algunos de nuestros cultivos más preciados: los aceituneros.




 

Bibliografía

European Food Safety Authority. Xylella fastidiosa.