Cómo hacer CROQUETAS TOTALMENTE LÍQUIDAS por dentro

Cómo hacer CROQUETAS TOTALMENTE LÍQUIDAS por dentro

Las croquetas, cuanto más cremosas mejor, ¿Verdad? Por eso hoy os enseño a hacer unas croquetas totalmente líquidas por dentro.





¿A quién no le encanta pedir una buena tapa de croquetas cuando se sale a comer por ahí? Aunque a veces, en vez de croquetas, lo que nos dan en algunos sitios se parece más a una masa sólida y grasienta que nada más meterla en la boca te absorbe toda la saliva de lo seca que está. Pues bien, con estas croquetas totalmente líquida por dentro se acabará ese problema de masa “plastón” super seca. Y sí, cuando digo totalmente líquidas, no es que la masa de dentro este blandita o muy cremosas sino que al meterla en la boca y pegarle el primer mordisco, eso se transforme en una explosión de sabores que te dejará tan sorprendido que no podrás parar de comer hasta acabarlas todas.

Quizás pienses que hacer unas croquetas totalmente líquidas por dentro sea imposible, pero antes de pasar a ver los ingredientes y lo pasos a seguir para su elaboración, ¿por qué no le echas un ojo al siguiente vídeo y compruebas tú mismo que lo que digo es cierto?





En este caso, las hago de queso, pero como lo importante de esta receta es la técnica utilizada para su elaboración, vosotros las podréis hacer de vuestros ingredientes favoritos.

INGREDIENTES:

Para la masa:

  • 500 ml de nata o crema de leche (35% materia grasa).
  • 10 hojas de gelatina.
  • 150 g de queso azul.

Para el empanado:

  • Harina.
  • Huevo.
  • Pan rallado.

 




ELABORACIÓN:

PASO 1: Hidratamos las hojas de gelatina en agua muy fría y ponemos a fundir el queso en una sartén a fuego medio.

PASO 2: Añadimos toda la nata o crema de leche y dejamos que durante 4 o 5 minutos, a fuego suave, espese un poco.

PASO 3: Cuando haya pasado ese tiempo, escurrimos las hojas de gelatina ya hidratadas y las agregamos a la mezcla del queso con la nata o crema de leche.

PASO 4: Guardamos toda la mezcla en un recipiente y las dejamos enfriar en la nevera durante 2 horas o hasta que veamos que la gelatina haya hecho su efecto y esté bien cuajado o duro.





PASO 5: Sacamos el recipiente de la nevera y empezamos a cortar con cuidado cubos del tamaño que queramos. Es decir, nos quedarán como una especie de gominolas de queso (para entender mejor este paso, lo mejor es ver el vídeo de la receta).

PASO 6:  Rebozamos esos cubos de queso en harina, huevo y pan rallado. Por ese orden.

PASO 7: Freímos en abundante aceite ¡MUY CALIENTE! Y recalco lo de muy caliente porque este es el punto crítico de la receta. Es importante que el aceite esté a tope para que se nos fría por dentro y no se nos salga el relleno, ya que con el calor se fundirá la gelatina y quedará totalmente líquida.

PASO 8: Escurrimos las croquetas en papel secante y… ¡comemos al instante!




A que tampoco es tan difícil esta receta, ¿no? Pues probadlas porque quedaréis con ganas de repetir hasta que no podáis comer más.

Tiempo de preparación: 2 horas.

Número de croquetas: 40.





croquetas-liquidas

 






3 pensamientos sobre “Cómo hacer CROQUETAS TOTALMENTE LÍQUIDAS por dentro”

  • Hola, me acabo de encontrar con tu página y con esta receta y me parece simplemente genial ! Solamente una pregunta, para no hacerlas cuadradas, que opinas si también se podría usar una forma de silicona de esas que se usan para hacer bombones (pralines) redondos? De antemano te agradezco una respuesta, me alegraría un mogollón. Muchos saludos

  • Hola, me acabo de encontrar con tu página y con estas recetas, estoy flipando y la quiero probar de todas las maneras …. solamente tengo una pregunta : tú crees que en vez de hacerlas “cuadradas” también se podría echar la masa en una placa de silicona (esas en forma de bolas, las que se utilizan para hacer bombones / pralinés)? Me encantaría una respuesta tuya, cordialmente te saluda Susana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *