Cheesecake de Fresa y Chocolate Blanco sin horno para San Valentín

Cheesecake de Fresa y Chocolate Blanco sin horno para San Valentín

Hoy traigo una tarta con una combinación de sabores impresionante y, además, muy apropiada para San Valentín: Cheesecake de fresa y chocolate blanco.




Se acerca San Valentín, fecha en la cual todos queremos sorprender a nuestras parejas con recetas espectaculares. Además, estamos en plena época de fresas, por lo que… qué mejor receta que una que lleve este delicioso fruto rojo. Y si además le añadimos un ingrediente que todo el mundo ama como es el chocolate blanco, ya terminamos de hacerla redonda. Pero ¡espera, espera! que todavía la podemos perfeccionar más porque… ¡es una cheesecake!




Bueno, que dejo de enrollarme y paso a enseñarte el divertido vídeo que hemos hecho mi hermana y yo. Así podrás ver el resultado final de este tremendo postre.




INGREDIENTES:

  • 400 g de fresas.
  • 250 ml de Nata o Crema de leche.
  • 125 ml de Leche.
  • 200 g de queso crema (una tarrina).
  • 1 pizca de sal.
  • 75 g de chocolate blanco (1 tableta).
  • 1 sobre de cuajada.
  • 1 paquete de galletas.
  • 2 cucharadas de mantequilla en pomada.




ELABORACIÓN:

PASO 1: Limpiamos las fresas, las troceamos y las ponemos en un cazo a fuego medio junto con el azúcar.

PASO 2: Una vez que las fresas se hayan hecho mermelada, añadiremos la nata o crema de leche, la leche, el queso crema, el sobre de cuajada y una pizca de sal. Lo trituramos todo y dejamos que hierva durante un par de minutos, controlando siempre que no se nos queme.

PASO 3: Mientras toda esa mezcla hierve, vamos a fundir el chocolate blanco en el microondas con una o dos cucharadas de leche y en tandas de 30 segundos.

PASO 4: Además del chocolate, habrá que triturar las galletas junto con la mantequilla en pomada o fundida, hasta obtener un polvo de galletas.

PASO 5: Montaje de la tarta: en el recipiente que consideremos más apropiado, colocamos la base de galleta y presionamos bien para compacta. A continuación, agregamos toda la mezcla de la crema de fresas. Por último, agregamos el chocolate blanco fundido, lo revolvemos poco y suavemente y llevamos a la nevera durante 1 o 2 horas para que la cuajada haga su efecto.

PASO 6: Sacamos de la nevera, desmoldamos, decoramos con unas virutas de chocolate blanco y unas fresas y.. ¡disfrutamos!




¿A que es fácil sorprender a tu pareja con esta pedazo cheesecake de fresa y chocolate blanco?

Tiempo de elaboración: 20 minutos.

Tiempo de enfriado: 1 – 2 horas.

Número de comensales: 8.




Cheesecake de Fresa y Chocolate Blanco sin horno para San Valentín






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *